Buscar en este blog

sábado, 31 de mayo de 2014

"Apuntes sobre Heráldica Naval en general y militar"

"Apuntes sobre Heráldica Naval en general y militar" es el título de una nota aparecida en el número 120 (de septiembre de 1982) del Boletín del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas. El autor del articulo es un viejo conocido de este Blog: Félix F. Martín y Herrera.

Como lo hicimos en anteriores ocasiones con otras notas de la misma publicación, hemos convertido el texto al formato digital y lo ofrecemos casi íntegro a continuación, ilustrado con escudos navales argentinos (la nota original no tenía ilustraciones). Cerramos así el mes que hemos dedicado especialmente a honrar el bicentenario de nuestra Armada.



"La Heráldica Naval en general es aquella parte de la Ciencia y Arte Heráldica que trata especialmente de cuanto se refiera a la navegación, o sea de los buques y todo tipo de embarcaciones o de parte de ellas, atendiendo a las épocas y circunstancias. Así podrán lucirse en los blasones, ya fueran de instituciones, de familias o personales, fragatas, navíos de alto bordo, urcas, goletas, carracas, carabelas, góndolas y la variadísima restante gama de las naves a vela; y también las de propulsión a máquina convenientemente estilizadas heráldicamente (...), pudiendo hallarse las embarcaciones con los velámenes desplegados o recogidos, empavesadas, embanderadas o no, con o sin remo, ubicadas ya sea en el campo del blasón o a guisa de ornamentes exteriores. 



En cuanto a los elementos que las forman o integran, úsanse además de figuras humanas con ropajes apropiados, personajes mitológicos y legendarios, por ejemplo neptunos, tritones, sirenas, ondinas, y otros muchos; animales que viven en el agua, anfibios y costeros, cuales son peces de múltiple tipo, hipocampos, delfines, toninas, ballenas, cachalotes, tiburones, calamares, langostas, iguanas de mar, focas, leones marinos, morsas, orcas, marsopas, marlines, leopardos de mar; agregando a tortugas, serpientes de agua, cocodrilos y lagartos; aves marítimas y lacustres, tales fueren albatros, gaviotas, petreles, cormoranes, ocas, águilas costeras, pingüinos, golondrinas de mar, pelícanos, alciones, garzas, grullas, flamencos, patos, espátulas y demás ejemplares apropiados de la fauna avícola; instrumentos de medición, tanto antiguos, como sextantes, octantes, brújulas, compases, etc., como modernos, por ejemplo aparatos de radar y otros de estilo; redes de variada forma, nasas y equipos pesqueros en general;  cuerpos  astrales, a saber estrellas, soles, cometas y,  por cierto, representaciones del mar, de sus ondas y cursos acuáticos, a veces en forma vibrada; objetos típicos, tales son faros, faroles, farolas, boyas, timones de toda clase, cabrestantes, bitácoras, cornamusas, espeques, cadenas, anclas, anclotes, calabrotes, baldes de cubierta, escalas, cofas, nudos marineros, etc.  Sería ocioso enumerar más elementos marinos, recordando que deben ser siempre apropiados, desde luego sujetos a la Heráldica como Ciencia y Arte, con contenido simbológico.



La Heráldica Naval Militar es división de la Heráldica Naval en general, que se ciñe al tema relacionado en el precedente párrafo, pero sin perder de vista el carácter bélico o guerrero; de tal suerte que las embarcaciones serán las de guerra, como también los uniformes, medallas, condecoraciones, coronas triunfales y demás "muebles heráldicos" interiores y exteriores; respecto a los animales, tanto cuadrúpedos como alados, peces y reptiles, serán más estrictamente seleccionados y por lo común trazados en actitud agresiva o de singular fiereza, pudiendo muchos de ellos llevar la mitad del cuerpo asemejada a la conformación de un pez escamoso, por ejemplo, un león "marinado", revistiendo pues dicha característica desde la cintura para abajo, con escamas bien marcadas, concluyendo en fuerte cola. Al igual que en Heráldica Naval en general, las embarcaciones y demás figuras podrán ser de todas las épocas, teniendo siempre en cuenta los principios técnicos y artísticos del prisma heráldico. Pueden usarse sables de abordaje, hachas, garfios, cañones de cureña de madera preferentemente, culebrinas, espingardas, fusiles chisperos, bayonetas, espadas y sables comunes; asimismo resultan del caso tambores y otros instrumentos musicales, catalejos, mástiles con velamen, ruedas de cabillas, anclas de todo tipo como en el concepto general; armamentos modernos cuales son misiles torpedos; aconsejando de paso que en el blasón de un buque escuela o academia, se incluya algún libro abierto o cerrado, lámparas de aceite, plumas antiguas y otros símbolos cabales.



Corresponde incluir asimismo gallardetes, banderas, rocas surgiendo de ondas y decorarse las coronas con partes de velámenes y anclas.




Los escudos de armas navales podrán llevar lemas, en idioma nacional o en latín, relacionados con lo representado en ellos o con la Historia de las instituciones, personas o linajes correspondientes. Deberá tomarse en consideración si se trata de especialidades de la marina de guerra, como podrían ser los batallones de infantes que la integran, cuerpos de aviación naval, etc., elegir siempre emblemas que las definan convenientemente. Por último acotemos que antiguamente las distintas jerarquías de altos oficiales de la marina de guerra portaban como ornamentos exteriores ciertas insignias que los caracterizaban, tema tratado en la mayoría de las obras sobre esta materia, citando al azar las de García Carraffa, Armengol y Pereyra, Medel, Le Menestrier y Atienza".

viernes, 30 de mayo de 2014

Fachadas: Echeverría al 3000


Un motivo heráldico en la reja de una ventana. Colaboración de Fernando de Urquiza.

jueves, 29 de mayo de 2014

Escudo del Ejército Argentino

Hoy es el Día del Ejército Argentino.  



La fecha recuerda que apenas cuatro días después de la Revolución de Mayo "fue necesario disponer de una fuerza reglada que velara por el derecho del pueblo argentino a la autodeterminación y a la defensa de su integridad territorial, por lo que se decretó la creación de los cuerpos militares", en palabras tomadas del sitio oficial.


El escudo del Ejército Argentino es uno de los primeros que aprendí a dibujar en mi infancia. Es cierto que se aparta de los moldes heráldicos habituales: consiste en un círculo azur-celeste con un sol figurado de 14 rayos poligonales y unidos entre sí, y brochantes sobre el sol, dos ramas (distintas entre sí: ¿laurel y palma?) que se entrelazan en la parte inferior; alrededor del sol, un aro circular de plata con la leyenda "Ejército Argentino - Nació con la Patria en mayo de 1810".




Las fotos que ilustran esta entrada las tomé en julio de 2012; corresponden a un cartel ubicado en el amplio predio del Ejército Argentino que da sobre la Avenida Luis María Campos.


miércoles, 28 de mayo de 2014

Vallovera-Cáceres

Hoy cumplo 20 años de matrimonio. Por eso dedicaré esta entrada a los escudos vinculados con mis apellidos y los de mi esposa.

Uso sólo el apellido paterno, como es más común en nuestro país. Basándome en escudos atribuidos a linajes de apellido Pomar, diseñé en 2011 mis propias armas. 



No uso en la vida cotidiana el apellido materno, Kalafatian, pero aunque lo usara no sabría qué escudo asignarle.

En cuanto a mi esposa, ella  se apellida Vallovera Cáceres. El uso de ambos apellidos, paterno y materno en ese orden, es mucho más común en el Paraguay, su tierra natal. Al escudo de los Vallovera me referí en la entrada del 13 de abril. Pero sabemos que no hay escudos de apellidos, sino de linajes, de modo que siempre queda la duda respecto de si corresponde o no el uso de tal blasón.



Por eso, para celebrar este aniversario de bodas, y sólo como un juego,  diseñé un escudo para mi esposa, que reuniera elementos de las armas comúnmente atribuidas a linajes de apellido Vallovera y a linajes de apellido Cáceres. Este último suele identificarse con este escudo:



Tomé los dos lobos del escudo de los Vallovera, y la bordura de oro cargada de cruces de Calatrava de gules del escudo de los Cáceres.  Este es el resultado:


Reitero que se trata solamente de un juego, de un ejercicio heráldico. Así, pues, en el día de nuestro vigésimo aniversario, mi escudo y el de mi esposa podrían mostrarse acolados,  de esta manera:

Y, por cierto, este aniversario amerita un brindis:


martes, 27 de mayo de 2014

Escudo de monseñor Adolfo Armando Uriona

Adolfo A. Uriona nació en Mar del Plata un día tal como hoy, el 27 de mayo de 1955. Fue ordenado sacerdote para la Pequeña Obra de la Divina Providencia (más comocida como Obra de Don Orione) en 1980. San Juan Pablo II lo eligió como Obispo de Añatuya en el año 2004. Desde el 29 de mayo de ese año ejerce ese cargo.

Su escudo episcopal, que se ve junto a estas líneas, viene así descripto y explicado en la página web de la Diócesis de Añatuya:

"Como fondo del escudo percibimos dos campos: el superior de color  púrpura, que simboliza el Amor y la Sabiduría; el inferior, de color verde que expresa simbólicamente la Fe y la Esperanza.

En el campo superior encontramos la cruz dorada, que es la cruz “gloriosa”, la cruz “luminosa” del Cristo que resucita al alba del primer día.

Sobre el campo inferior resalta una estrella plateada, símbolo de pureza e integridad y que, en la heráldica religiosa, se aplica a María Santísima.





La Cruz dorada refiere inmediatamente al misterio pascual, núcleo central de nuestra Fe; el mismo fundamenta la Esperanza al revelar el designo de Amor de Dios a favor de los hombres.

La verdadera Sabiduría la encontraremos en la Fe en el Cristo Crucificado, el cual durante su vida terrena “pasó haciendo el bien y sanando a todos”. Cuando le llegó la “hora” dispuesta por el Padre, se entrega a la muerte y muerte de Cruz por amor a la humanidad. La revelación plena y total del Amor del Padre se produce en el instante supremo en el cual el Hijo entrega su Vida, obteniéndonos la redención, donándonos su Espíritu y dando origen místicamente a la Iglesia.

Ahora bien, el Señor Crucificado es también Resucitado; pasando por la humillación de la Cruz –la cual irradia una luz especial- Cristo recibe al Padre, para sí y para nosotros, el Espíritu,  fuente de Vida nueva.




María Santísima es la “estrella resplandeciente” que ilumina nuestra débil Fe, porque ella es la “mujer creyente” que ha orientado toda su existencia en relación a su Hijo.

Lo acompañó, sostenida por la Fe, en los momentos claves de su existencia y no dudó en permanecer junto a su Cruz con el corazón traspasado. De esa misma compañía, discreta y fiel, gozarán más tarde los discípulos, en la espera confiada del Espíritu Santo en Pentecostés.

También María es “vida, dulzura y esperanza nuestra”. Su presencia maternal infunde en nuestros corazones tentados por el desánimo, la luz de la Esperanza que nos impulsa a seguir caminando hacia la Casa del Padre aún en medio de la “noche oscura” de nuestra historia.


Completan el escudo el báculo, que indica la misión del obispo de pastorear al Pueblo de Dios y el lema: "Él pasó haciendo el bien"".

lunes, 26 de mayo de 2014

Escudo de monseñor Agustín Radrizzani


Comienza esta entrada con una hermosa versión, que hallamos en la Red, del escudo arzobispal de monseñor Agustín Roberto Radrizzani, Arzobispo de Mercedes-Luján.

Aunque está adornado con el galero propio de los arzobispos, parecería inspirado en el tiempo en que Radrizzani fue Obispo de Neuquén (de 1991 a 2001), a causa de esa montaña nevada que evoca, no sólo al paisaje neuquino, sino también a las armas provinciales:

Después de su paso por Neuquén,  le tocó a monseñor Radrizzani -entre 2001 y 2007- ser Obispo de Lomas de Zamora . En 2007 fue promovido a su actual cargo archiepiscopal.

Volvamos a su escudo: De azur, una montaña de sable, nevada de plata; en los flancos del jefe, a diestra, una paloma de plata y a siniestra una estrella de seis puntas, de lo mismo. Brochante sobre el todo una cruz llana de oro a todo trance.



sábado, 24 de mayo de 2014

Escudo del Arsenal Naval Buenos Aires

Con motivo del bicentenario de la Armada Argentina, que se cumplió el sábado último,  estamos dedicando las entradas de los sábados de mayo a algunas manifestaciones de nuestra Heráldica naval.


Hoy es el turno del escudo del Arsenal Naval de Buenos Aires, en una elegante versión que tuve ocasión de conocer y fotografiar durante una visita al Museo Naval de la Nación en agosto de 2013.





El Arsenal Naval Buenos Aires nació en 1879, "en el varadero sobre el río Luján, como Talleres Nacionales de Marina, para apoyar la primera escuadra de hierro y vapor de la Armada Argentina. En 1898 trasladó sus instalaciones a la Dársena Norte y en 1902 se inauguró el primer dique de Puerto Belgrano", según leemos en una nota publicada en 2010 en "La Nación". En febrero de 1922 el astillero fue rebautizado "Arsenal Naval Buenos Aires", pero en 1970 se transformó en Tandanor ("Talleres Navales Dársena Norte"). 




En la Red encontramos una completa descripción y explicación de este escudo:



Cuartelado en cruz. 1° de azur, el emblema de la Armada Argentina, 2° de gules, la espada del Almirante Brown. 3° de oro, un navío en varadero. 4° de plata y cuatro palos de azur. 


Timbrado con corona naval.




La última imagen que veremos fue hallada en la Red:



viernes, 23 de mayo de 2014

Escudo en una chomba

Nota previa: "chomba" es la palabra usada en la Argentina para designar a lo que en otras partes se denomina "polo": 

Chomba f. Arg.Chile y Par. Prenda de punto ligera, poco ceñida y larga hasta la cintura, con mangas cortas y cuello abierto.

Hecha esta aclaración, digamos simplemente que la Heráldica está muy presente en el ámbito de la indumentaria masculina; tanto, que se trata de algo realmente inabarcable. Sin embargo, la imagen de hoy -una foto que tomé en Paraguay en enero de 2013-  tiene la simpática peculiaridad de haber sido registrada en forma ocasional en una estación de servicio a un transeúnte que instantes antes había estado conversando amablemente con nosotros; luego le sonó el celular, se dio vuelta para hablar, y ¡voilà! en su espalda este diseño heráldico:


Sólo esto por el día de hoy.

jueves, 22 de mayo de 2014

Escudo de Racing Club

El Racing Club de Avellaneda, fundado en 1903, se autodenomina "el primer grande" del fútbol argentino.


En el sitio web de la institución hay una amplísima referencia al escudo del club, que "es quizás, junto a nuestra centenaria camiseta, nuestro máximo signo de identidad",   como se lee allí mismo. 


El escudo de Racing nació a fines de la década del '20 del siglo pasado, como un "distintivo celeste y blanco a bastones verticales, rodeado de ornamentaciones". Actualmente, según el artículo 5° de los Estatutos del club,  
"el distintivo social será un escudo rectangular vertical, con relación de tres a dos y medio, fondo azul-celeste, recto en el borde superior y en sus costados, perdiendo los ángulos en su base, por dos curvas tenues que viniendo de ambos lados se juntan en el medio de la base,  formando un pequeño pico hacia abajo. 
En el campo superior, sobre el fondo azul-celeste, llevará la palabra Racing, y debajo de ese campo, verticalmente a la base llevará siete franjas de idéntica dimensión en colores alternados azul-celeste y blanco, o sea cuatro franjas azul-celeste y tres blancas, siendo las de las orillas azul-celeste.
Los filetes que separarán los colores se marcarán con una línea negra". 

El año pasado, a raíz del descenso de Independiente de Avellaneda, el rival histórico de Racing, aparecieron los clásicos afiches con "cargadas", entre ellos el que vemos a continuación, que rescatamos por su interés heráldico:


Observemos el escudo que aparece en el ángulo inferior derecho: en campo de azur-celeste, dos palos de plata; al timbre, una estrella de sable perfilada de oro; como soportes -y esto es lo más destacado- dos leones alados, rampantes, de plata.


Una curiosidad más en el mundo de la Heráldica, y una nueva confirmación de la intensa presencia de nuestra disciplina en el mundo del deporte.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Escudo de monseñor Sergio Fenoy

Sergio Fenoy es actualmente el Obispo de San Miguel. Antes fue Obispo Titular de Satafis y Auxiliar de Rosario, su ciudad natal.

Recibió la consagración episcopal hace hoy 15 años, y por eso le dedicaremos esta entrada a su escudo.

De un Boletín Eclesiástico de la diócesis, publicado en la Red, obtenemos esta versión en blanco y negro:


En el sitio de la Junta Regional de Educación Católica encontramos la versión con sus esmaltes:


De gules, una llama de fuego de su color; en el cantón diestro del jefe, una estrella de plata. Báculo acolado en palo. El lema episcopal es "Bendito sea Dios" (cfr., por ejemplo, Ef 1, 3).

martes, 20 de mayo de 2014

Escudo de monseñor Alfredo Mario Espósito Castro


La foto que abre esta entrada muestra a monseñor Alfredo Mario Espósito Castro, quien fue el primer Obispo de Zárate-Campana.

Había nacido el 20 de mayo de 1927 en Nápoles, pero era argentino, ya que su padre se desempeñaba como  cónsul de nuestro país en Italia. Fue ordenado sacerdote claretiano en 1954. En 1976 fue designado para el cargo episcopal que mencionamos, al que renunció por serias cuestiones de salud en 1991. Murió el 1° de enero de 2010.

La foto muestra, a sus espaldas, su escudo episcopal. Una cruz de plata en campo de azur; en el cantón diestro del jefe, un Corazón de María de plata, obvia alusión al nombre oficial de su Congregación (Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María); en el cantón siniestro de la punta, una campana de plata y un puente de lo mismo, que hacen referencia, indudablemente, al nombre de su diócesis, erigida en 1976 y de la que monseñor Espósito Castro fue, como dijimos, el primer Obispo.

La imagen que sigue es una foto tomada de la página correspondiente del libro "Obispos de la Argentina (1578-2008)" de José Luis Batres.


El lema episcopal combina una frase del Evangelio de San Juan con una del Credo: "Verbum caro factum est ex Maria Virgine", "El Verbo se hizo carne en María Virgen". 

Publicamos esta entrada en la fecha del cumpleñaos,  no sólo de monseñor Espósito Castro, sino -curiosamente-  también de su segundo sucesor en la Cátedra de la Díocesis de Zárate-Campana, su actual Obispo, monseñor Sarlinga.

lunes, 19 de mayo de 2014

Fachadas: Belén 161

Compartimos hoy una colaboración del amigo y lector Fernando de Urquiza, quien nos hizo llegar en 2012 estas imágenes, que debieron aguardar hasta hoy para ser publicadas.



Se trata de un interesante cuartelado, diríase que de plata y gules. Timbrado con un yelmo y rodeado de un importante motivo decorativo a modo de lambrequines.


sábado, 17 de mayo de 2014

Escudo de la Fragata "Libertad"

Para conmemorar debidamente el Día de la Armada Argentina precisamente en el bicentenario del Combate de Montevideo, que es el hecho considerado fundacional de la fuerza, hemos elegido referirnos al escudo de un buque muy especial y muy querido por los argentinos: la Fragata Libertad.






El Buque Escuela Fragata ARA "Libertad" fue incorporado oficialmente a la Armada en 1963, para reemplazar al anterior Buque Escuela, la Fragata "Sarmiento". Su construcción había comenzado diez años antes, en el astillero argentino de Río Santiago. En 2001 fue nombrada "nave embajadora" de la República Argentina: "Embajadora de la República con carácter de distinción honorífica y con efecto exclusivamente protocolar".





Del sitio oficial de la Armada obtenemos la información que sigue acerca del escudo de esta nave, bajo el título "Escudo y Heráldica: Blasón del Escudo de Armas":

"La nave tiene como emblema  un  escudo de armas que bajo la modelación francesa reúne los más significativos símbolos que ponen de relieve su ser y quehacer.

En efecto, su campo de oro basal indicando la soberanía argentina, es atravesado en banda - para identificar a la que llevaban los caballeros – por una cadena rota y cuyo sable (heráldicamente el color negro) refiere a la esclavitud abolida y que con sus extremos en boca de sendos delfines, como caballeros marinos, corroboran el sentido de caballeros del mar que se forja en esa nave como eslabón fundamental. Todo el conjunto es una referencia a la participación de la Armada Argentina en la gesta heroica de la libertad nacional.

El área Jefe, en azur, con el blanco de un petrel en vuelo refleja los colores patrios y simboliza la nave que aprovechará el viento para navegar, cual ave marina que lo utiliza para volar.

De soporte presenta un ancla en el que se apoyan el Libro de Oro de la Ciencia, por tratarse un buque escuela, colocado en medio cepo y en los extremos de éste, dos espadas cruzadas en aspa (o sotuer) que representa el símbolo de mando del Oficial de Marina, arma que los señores Guardiamarinas recibirán al finalizar su viaje de instrucción en la nave.

Al tope, desde el arganeo se enlaza una cinta de plata desplegada, con el lema “Scientia et Pax” en clara alusión a los estudios y al propósito mismo de la nave como embajadora del saber y de la paz en libertad, que será llevado a todos los confines del mundo".

Como puede apreciarse, la descripción y explicación no es del todo rigurosa en términos heráldicos.  Podemos acercarnos a una descripción heráldica más ortodoxa diciendo lo que sigue: De oro, una cadena de sable, rota en su parte media, puesta en banda, engolada en delfines a modo de dragantes; el jefe de oro, con un petrel de plata volando hacia siniestra. Como soporte, un ancla, en el medio de cuyo cepo se abre un libro; y dos espadas de guardiamarina acoladas en aspa.  Desde el arganeo, una cinta de plata con la divisa "Scientia et Pax". Al pie del escudo, una cinta con la leyenda "A.R.A.  Libertad".





Las imágenes en color del escudo de la Fragata "Libertad" que vimos más arriba fueron obtenidas del mismo sitio oficial de la Armada; en cambio, de otros lugares de la Red obtuvimos las  fotos que muestran versiones en bronce del mismo blasón.


La imagen del mascarón de proa también procede del sitio oficial de la Armada, así como las dos imágenes que cierran esta entrada, que muestran al Buque Escuela en el puerto de Buenos Aires, engalanado y empavesado a punto de zarpar.



Creemos que las tres entradas que dedicamos al bicentenario de la Armada Argentina alcanzan un digno broche de oro con esta que publicamos hoy,  en que rendimos  homenaje,  a través de la Heráldica, a un buque tan querido,  cuyo mismo nombre expresa el ideal patrio de la Libertad. No obstante, antes de que termine este mes del bicentenario, volveremos sobre temas vinculados con nuestra Heráldica Naval.