Buscar en este blog

lunes, 30 de junio de 2014

Heráldica en el deporte

El polifacético mundo del deporte ofrece un aspecto que le proporciona un especial interés para la temática de este Blog: está claramente vinculado con el mundo de la Heráldica y sus disciplinas aledañas.

Obviamente, la primera causa de ello es que cada club deportivo tiene su propio escudo (si bien en nuestro país, como dijimos en alguna ocasión, la mayoría de las veces los clubes no se aferran muy decididamente a las reglas de la Heráldica). Pero más profundamente, cada club y sus respectivos hinchas se identifican de un modo entrañable y vital con sus colores -presentes de modo emblemático en el escudo de cada institución y en las camisetas de los jugadores- y con sus banderas, cuya posesión física -a modo de trofeos- puede llegar a ser cuestión de vida o muerte, literalmente. Quizás eso se deba a que el deporte es el sucedáneo de la guerra: su sublimación o su metáfora...   Queda clarísimo ello en estos días de Mundial de Fútbol...

Pero no queremos perdernos en disquisiciones filosóficas, de modo que volvamos a los propósitos de este Blog. Para corroborar lo que venimos diciendo mostraremos algunos ejemplos. Se trata de recortes periodísticos, vinculados entre sí sólo por el hecho circunstancial de haber sido publicados en la misma edición del diario La Nación: a saber, en el Suplemento Deportivo del 30 de junio del año pasado: hace exactamente un año.

Los resultados y el resumen de los partidos se encabezan con los escudos de los clubes  respectivos:



Los mismos colores y símbolos en las camisetas de los jugadores (y, más atrás, en las banderas de la hinchada):



En el rugby también el resumen de cada partido se abre con los escudos correspondientes; vaya un ejemplo para muestra (Manuel Belgrano vs. SIC):


En otro orden de cosas, la crónica también aborda cuestiones no estrictamente deportivas, sino vinculadas con enfrentamientos en el interior de las instituciones (aquí se trata de Independiente) y se ilustra así:



Una bandera con el escudo de Independiente y otro emblema cuyo significado desconocemos.

Y para terminar, en el mismo suplemento de un año atrás, el subcapitán de Los Pumas, Patricio Albacete, luce un tatuaje que también tiene un claro contenido heráldico: nada menos que el sol de la bandera argentina, presente en tantos escudos de nuestro país;  sol al que nos referimos el viernes pasado, y que, de hecho,  formó parte, durante mucho tiempo, del encabezado de este Blog:



sábado, 28 de junio de 2014

Símbolos pontificios en el exterior de la Catedral de Buenos Aires

Cruz que corona la entrada lateral de la Catedral
sobre la calle San Martín
Con ocasión de celebrarse mañana el Día del Papa, queremos referirnos hoy a un conjunto de símbolos pontificios que pueden verse en el exterior de la Catedral de Buenos Aires. Concretamente, nos limitaremos hoy al lateral del templo que da a la calle San Martín.

No se trata de escudos propiamente dichos, pero sí de símbolos que suelen formar parte de blasones eclesiásticos.

Ante todo, la tiara y las llaves -los símbolos heráldicos pontificios por excelencia-  sobre la entrada lateral del templo:


Un friso reproduce varios símbolos cristianos, entre ellos nuevamente la tiara papal.  






Finalmente una mitra, una cruz arzobispal y un báculo en un relieve, conjunto que se repite sobre la pared lateral:




viernes, 27 de junio de 2014

¿El sol de la bandera argentina en el escudo del Papa?

En el blog denominado C.L.A.M.O.R., que se refiere al Bicentenario de las naciones americanas mirado desde otro ángulo ("La historia de los que lucharon 'por Dios, la Patria y el Rey'"), encontramos un interesante artículo titulado "Una hipótesis sobre el sol en el escudo y bandera argentinas". 

Se sostiene allí el posible origen masónico del sol de nuestra bandera, y concretamente, la inquietante verosimilitud de la identidad entre nuestro sol y el que timbra el escudo de la colonia británica de Darién.




Algunos comentarios a esa entrada apoyan la tesis del origen masónico del sol argentino:

"Es un sol masónico, de treinta y tres rayos, 16 rectilíneos y 16 flamígeros que representan la luz y el calor respectivamente. El nº 33 pasa por el centro y no cualquiera lo puede ver" (comentario que firma "Un masón amigo"),

mientras que otros la rebaten aduciendo, en cambio, que el sol es un símbolo cristiano:

"Más bien, podría afirmarse exactamente lo contrario, si se considera la gran semejanza del emblema patrio con el escudo Eucarístico de Cristo N. Señor, simbolizado por un sol con 32 rayos; 16 rectos y 16 flamígeros intercalados, exactamente del mismo modo en que los presenta el sol argentino".

Y añade  el mismo comentador:

"Esta semejanza es aún más intensa en ciertas imágenes barrocas españolas de la Virgen María, Madre de Dios, que la representan vestida de manto azul celeste y túnica blanca con un sol de 32 rayos intercalados, con rostro humano, sobre su vientre grávido. Es tan intensa la semejanza de este sol con el representado en la Bandera argentina, y tan característico de una sociedad por entonces fuertemente impregnada de catolicismo, que es lícito pensar que tanto los colores de la enseña nacional argentina como el sol que luce en su centro, creados por el general y abogado D. Manuel Belgrano, han sido de clara inspiración religiosa y especialmente mariana".




No es este el lugar para inclinarnos por una u otra de estas posturas, pero sí quisiéramos tomar, a modo de curiosidad, un dato que procede de ese mismo último comentario:

"Más tarde, se utilizó -particularmente por los jesuitas, de inmenso arraigo en estos reinos- la sigla "IHS", transliteración del monograma griego de Santo Nombre de Jesucristo".

Si "googleamos" la sigla IHS en el buscador de imágenes, nos encontramos con numerosos "soles" jesuitas, y es curioso corroborar que, efectivamente, el símbolo de la Compañia de Jesús tiene,  igual que nuestro sol patrio, 32 rayos flamígeros y rectos alternados.





¿Hay identidad o al menos relación entre el sol de nuestra bandera y el emblema de los jesuitas?  Hay indicios de que no, pero la semejanza entre ambos símbolos es llamativa... 

Ahora bien, sea que aceptemos provisionalmente que hay identidad entre los dos símbolos, o que meramente constatemos que hay un parecido entre ellos, 



habrá que reconocer que, indirectamente, el Sol de Mayo está presente en el blasón pontificio de Francisco I, de cuya ordenación episcopal se cumplen 22 años en el día de hoy (que este año es además la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús).




jueves, 26 de junio de 2014

Fachadas: La Pampa 5498

Exactamente al lado de la casa que vimos ayer, hay otra que ostenta un escudo idéntico. Tal como hicimos en la víspera, comencemos por ver imágenes tomadas del sitio del Gobierno de la Ciudad.



Se ve claramente, comparando con las fotos de ayer, que las casas no son iguales. Pero sí son (casi) iguales los sendos escudos que ambas exhiben en su frente. Las fotos que siguen  -que tomé el mismo día que las publicadas ayer- lo demuestran.




A diferencia del que vimos ayer, este escudo  muestra una flor en el primer campo. El de ayer no la tenía.





Esta casa nos ofrece un "plus" heráldico:  un hermoso motivo decorativo con un escudo (partido, 1° de azur y dos fajas de plata, 2° de sinople con una torre o faro) sobre la puerta principal.


Como puede verse, entre las fotos más antiguas del Gobierno de la Ciudad y las más recientes tomadas por mí, la casa fue pintada de otro color; el más reciente la favorece.

Que dos casas contiguas pero distintas tengan dos escudos prácticamente idénticos es otra curiosidad (incluso un misterio) de nuestra hermosa ciudad, que en este Blog miramos con ojos heráldicos.

miércoles, 25 de junio de 2014

Fachadas: La Pampa 5494




La foto que abre esta entrada está tomada del sitio del Gobierno de la Ciudad. Muestra el frente de la bonita casona ubicada en La Pampa 5494. Puede verse, arriba a la izquierda, un escudo.

Lo registré en octubre de 2012, y puede verse en las fotos que siguen.



El escudo ostenta sólo una barra, con una suerte de trébol en el cantón siniestro de la punta, pero lo curioso es que la barra ha sido pintada de rosa, haciendo juego con otros detalles de la decoración (molduras, bordes) que ostentan el mismo color.


Un detalle interesante que se suma a la belleza propia de estos motivos decorativos que vemos a cada paso en nuestra ciudad.



martes, 24 de junio de 2014

Escudo de monseñor Francisco Juan Vennera

Francisco Vennera nació en la provincia de Santa Fe el 24 de junio de 1911, es decir que hoy se cumplen 103 años de su nacimiento.

Fue ordenado sacerdote en 1936. En 1956, el papa Pío XII lo designó Obispo Titular de Abitine y Auxiliar de Rosario. En 1959, San Juan XXIII lo trasladó como Obispo de San Nicolás de los Arroyos. Ejerció ese cargo hasta 1966, año en que renunció. Murió en 1990.

Este es su escudo episcopal, en versión en blanco y negro del Anuario Eclesiástico de 1961:

En la Red puede encontrarse esta imagen:  una publicación o estampita que trae el escudo episcopal en colores junto con su explicación, que por desgracia es casi totalmente ilegible.




De todos modos, podemos inferir algunos datos acerca de este blasón. 




Es un cortado. Es difícil determinar el esmalte del primer campo. Parece un gris o plateado. Pero el campo no puede ser de plata, ya que la estrella -y también el libro abierto- son de ese metal. El segundo campo es de azur, y en él hay una nube del mismo esmalte, y en medio de ella medio orbe en que se destaca la silueta del cono sur de Sudamérica. El globo está surmontado de una cruz de oro y acostado del monograma de Cristo a diestra y del monograma de María a siniestra, ambos también de oro. 

El lema es "Evangelizare Regnum Dei";  procede del evangelio de Lucas (4, 43). La frase completa dice: “Et aliis civitatibus oportet me evangelizare regnum Dei, quia ideo missus sum”.  Lo que traducido -siempre en las versiones publicadas en el sitio web de la Santa Sede- dice: «También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado».  O sea que el lema podría entenderse como "Anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios".

El escudo se completa con los ornamentos propios de la dignidad episcopal: galero de sinople de seis borlas de lado, y cruz de un solo travesaño, de oro, acolada en palo.

lunes, 23 de junio de 2014

Cuarto Aniversario

A comienzos de febrero de este año, ya estaban escritas y programadas todas las entradas de este Blog del año 2014. Todas, menos la de hoy. Esta entrada fue escrita anoche. Cada año, la entrada del 23 de junio es escrita en la noche anterior. Y ello se debe a que el 23 de junio es el aniversario de "Heráldica en la Argentina", y por tanto es una buena oportunidad para hacer "memoria y balance", incluyendo algunas estadísticas.




Hace cuatro años, tímidamente, sin pretensiones y más para satisfacer un gusto personal que por otros motivos más veleidosos o altruistas, nació este Blog.

En los tres años precedentes había renacido mi afición por la Heráldica, presente -con mayor o menor intensidad- desde mi infancia. La lectura cotidiana del Blog de Heráldica del señor Carrión Rangel (blog felizmente renacido hace poco bajo el título "Crónicas Heráldicas") fue un factor determinante en esos años preliminares. Los prolegómenos de este Blog también incluyeron la búsqueda de material en Internet a través de las palabras "heráldica"+"argentina", lo que me condujo más de una vez a unas páginas en caché de lo que creí era un sitio ya inexistente. Supe más tarde que se trataba del interesante sitio del señor Walter van Meegrot dedicado a la Heráldica Oficial de la Argentina y temas aledaños. Compartimos un nombre similar, pero la preposición "en" marca el enfoque de este Blog: no meramente Heráldica argentina, sino Heráldica "en" la Argentina.




También influyó en el nacimiento de este Blog el clima de fervor patriótico y de interés por la historia y los símbolos patrios desatado con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo.

Cuando finalmente decidí crear mi propio Blog, su primera entrada apareció menos de un mes después de ese bicentenario; en un día tal como hoy, 23 de junio, sin que motivo alguno haya decidido que esa fuera la fecha natalicia. Si lo hubiera pensado un poco más, yo que soy tan afecto a las efemérides, habría buscado una fecha simbólica y significativa.




Miro hoy con cierta ternura condescendiente la simpleza de las primeras entradas, varias apretujadas el mismo día, una sola dedicada a varios temas diversos... Ni hablar del escaso manejo, en esos primeros tiempos, de las herramientas que ofrece Blogger...  De a poco,  el Blog ha ido mejorando su aspecto y su prolijidad. La acumulación de material, por otro lado, me ha obligado a recurrir a todo tipo de ayudas en papel y recordatorios en varios formatos: calendarios, planillas, listas alfabéticas...  Miles de fotos aun aguardan ser publicadas; decenas de ellas han quedado en el limbo de las fotos cuya ubicación no recordamos; centenares de temas están en agenda para ser investigados.  Ya habrá tiempo para todo ello.




Pasemos a las estadísticas.  Todas las cifras y los datos corresponden a la consulta hecha anoche,  22 de junio,   poco antes de las 23.

Hasta ese momento,  este Blog ha recibido 636.637 visitas.

Las visitas proceden de la Argentina en su mayoría, obviamente, pero también (en orden decreciente) de  España, Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Chile, Bolivia, Venezuela y Alemania. Hubo algunos visitantes procedentes de otros países, como Paraguay, e incluso de Rusia y de India.

Respecto de las entradas: las cinco más populares (en cuanto al número de visitas, y siempre según la información de Blogger) son las dedicadas al Escudo Nacional en la Casa Rosada (1° de agosto de 2010); a la referencia heráldica en las palabras de Sarmiento al inaugurar el monumento a Belgrano (11 de septiembre de 2010); al escudo de Asunción (2 de febrero de 2011); a la comparación entre el Escudo Nacional y el bonaerense (21 de mayo de 2012); y al escudo de la Universidad del Salvador (31 de julio de 2010). Le sigue de cerca la dedicada al escudo del cardenal Bergoglio (junio de 2010)

Y respecto de la estadística mensual: marzo de 2013 se lleva, con mucho, las palmas: fue el mes con más visitas (lo que atribuimos a la elección del papa Francisco, ya que la entrada dedicada a su escudo cardenalicio, como dijimos, ostenta un número muy elevado de visitas). Ese mes totalizó 38.530 visitas.  Le sigue en número de visitantes el mes de marzo pasado, con 23.109 visitas.

A la fecha, el Blog tiene 77 seguidores. A todos les agradezco su participación y colaboración, así como a los otros amigos y conocidos que remiten fotos y datos.  

Quiero dedicar un lugar especial en la  celebración de este aniversario a los dos primeros colaboradores y seguidores de este Blog: mis amigos Agus y Maxi, a quienes ya he mencionado en otras ocasiones.




Celebrando este cuarto aniversario, hemos remozado en estos últimos días el aspecto de este Blog, como habrán podido notar, y  hemos añadido (como único enlace) el link al blog hermano,  "La piedra que nos mira", en que publicamos entradas los lunes, miércoles y viernes.



Sin motivo alguno, he ilustrado esta entrada con motivos heráldicos y decorativos del edificio en que funciona el Museo del Humor (la antigua cervecería Munich), en fotos que tomé la semana pasada. Ya habrá una entrada especial, el año entrante, para la Heráldica que puede hallarse en ese museo.



¡¡Gracias a todos nuevamente en este cuarto aniversario!! ¡Por muchos años más!

sábado, 21 de junio de 2014

Escudo del cardenal Pío Laghi

Pío Laghi nació el 21 de mayo de 1922 en Italia. Fue ordenado sacerdote en 1946; el 22 de junio de 1969 recibió la ordenación episcopal (mañana se cumplen 45 años de ese acontecimiento).




Tras haberse desempeñado como Delegado Apostólico en Jerusalén y Palestina y Pronuncio en Chipre,  en 1974 llegó a la Argentina como Nuncio Apostólico, y ejerció ese cargo hasta 1980.




Tras su paso por la Argentina cumplió funciones en los Estados Unidos, primero como Delegado Apostólico e inmediatamente como Pronuncio, al establecerse  relaciones diplomáticas entre esa nación y el Vaticano en el año 1984.




En 1990 fue designado Pro-Prefecto de la Sagrada Congregación para la Educación Católica. Fue elevado al cardenalato en 1991, como Cardenal Diácono del Título de María Auxiliadora en Vía Tuscolana. Inmediatamente, según la norma canónica, pasó de Pro-Prefecto a Prefecto de esa misma Congregación. 

Se retiró de ese cargo en 1999.  En 2002, sin embargo, fue elevado a la condición de Cardenal Presbítero del Título de San Pedro in vincoli. Falleció en 2009.

A lo largo de esta entrada hemos visto su escudo cardenalicio en varias versiones halladas en la Red. 



De plata, un brazo moviente del flanco siniestro, vestido de gules, que sostiene en su mano una red de pesca de azur; en punta, tres ondas de azur. Jefe de oro, un águila de sable explayada, picada y armada de gules. Cruz arzobispal acolada en palo; galero cardenalicio, de gules, con quince borlas por lado.



El lema "In verbo tuo" de alguna manera explica el escudo mismo, ya que hace referencia a las palabras de Pedro a Cristo: "A tu palabra echaré las redes".  La frase procede del episodio de la pesca milagrosa (Lc 5, 1-11) y corresponde  a las palabras del Príncipe de los Apóstoles cuando Jesús le pide que navegue mar adentro y eche las redes. "Maestro -dice Pedro-, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes".

viernes, 20 de junio de 2014

Oro y plata

El nombre de tu Patria viene de argentum. 
¡Mira que al recibir un nombre 
se recibe un destino!

En su metal simbólico la plata
es el noble reflejo del oro principal.

Hazte de plata y espejea el oro
que se da en las alturas,
y verdaderamente serás un argentino.


(Leopoldo Marechal:  "Didáctica de la Patria")



Oro sobre plata:  sin proponérselo expresamente, Leopoldo Marechal justifica y explica bellamente la "irregularidad" heráldica de la Bandera Argentina.  Nuestro homenaje en el Día de la Bandera.

jueves, 19 de junio de 2014

Banderas extranjeras con los colores argentinos

Con ocasión del Día de la Industria del año 2012 (el Día de la Industria se celebra en la Argentina el 2 de septiembre) una empresa lanzó una campaña de afiches en la vía pública y de publicidad en medios gráficos.  


Los carteles y avisos reproducían banderas de otras naciones  "pintadas" con  los colores nacionales. 





No es un tema rigurosamente heráldico, 
pero nos pareció interesante dedicarle una entrada, 
que publicamos justamente hoy, 
en vísperas del Día de la Bandera.