Buscar en este blog

jueves, 31 de marzo de 2016

Escudo de monseñor Juan Carlos Ares

Compartimos a continuación una imagen, remitida por un colaborador y lector del Blog, que muestra el escudo episcopal elegido por monseñor Juan Carlos Ares, Obispo Titular de Cercina y Auxiliar de Buenos Aires.


Aunque la redacción deja bastante que desear, y la explicación heráldica no es del todo correcta, compartimos la imagen tal como la recibimos.

Juan Carlos Ares nació en 1963, fue ordenado sacerdote en 1989, y fue nombrado obispo por el papa Francisco I en noviembre de 2014.  Como puede verse en la imagen, recibió la ordenación episcopal el 26 de diciembre de ese año.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Fachadas: Castex 3296

Una vez más gracias a la colaboración de Fernando de Urquiza, mostramos fotos de escudos que pueden apreciarse en fachadas porteñas. Hoy tenemos dos bellos blasones en Castex 3296.  Ya los habíamos mostrado en junio de 2013 (ver aquí, aquí y también aquí)  pero vale la pena verlos de vuelta, con nuevas imágenes.



martes, 29 de marzo de 2016

Escudo de la Escuela Superior de la Prefectura Naval Argentina

Del sitio de la Escuela Superior de la Prefectura Naval Argentina, transcribimos la información acerca del escudo institucional.





ENUNCIACIÓN
Escudo español, con influencia francesa. En el cuartel de lo alto, de gules una flor de lis decaecido a diestra y una antorcha, ambas en metal plata y colocadas en palo. El cuartel de lo bajo, en azur, contiene ondas de plata en la punta y dos anclas resaltadas en metal oro y en sotuer. Orlan el conjunto dos divisas terciadas en faja, la primera y tercera de azur aclarado y la segunda de plata representada en esmalte blanco de la escala heráldica monocromática, una superior con la leyenda PREFECTURA NAVAL ARGENTINA y otra inferior que reza ESCUELA SUPERIOR, ambas con caracteres de sables



SIMBOLISMO
La flor de lis simboliza el propósito orientador de la escuela como organismo que transmite objetivos institucionales, la antorcha, el saber que brinda a los cursantes. El metal plata representa la templanza y la verdad entre las virtudes; el gules es el color de los sentidos vivos y ardientes, de la fortaleza, la magnanimidad y el ardor en la vocación de servicio.
Las anclas cruzadas constituyen el símbolo distintivo de la PREFECTURA NAVAL ARGENTINA, el metal oro significa su nobleza, solidez y magnanimidad institucional. Los esmaltes plata y azur entrañan respectivamente la integridad, y la lealtad de la Fuerza hacia la comunidad de la que forma parte; las ondas de azur, el ámbito fluvial y marítimo donde se desarrolla las funciones que por tradición y jurisdicción le corresponden.
Las cintas patrias definen la antigüedad y soberanía de la Autoridad Marítima, nacida en 1810 en los albores de la nacionalidad, sus esmaltes plata, azur y sable se identifican con la templanza, el celo en el deber y la prudencia del personal del Organismo.

lunes, 28 de marzo de 2016

Escudo de monseñor Roberto Reinaldo Cáceres González


Roberto Reinaldo Cáceres González nació en Buenos Aires en 1921. Sus padres eran uruguayos; la familia, tras varios años de estadía en la Argentina, volvió al Uruguay. Fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Montevideo el 15 de julio de 1945. 

El 2 de enero de 1962 fue nombrado Obispo de Melo, en la República Oriental, y recibió la ordenación episcopal el 19 de marzo del mismo año. Tras 34 años de servicio pastoral, se retiró del cargo, por edad, en 1996.   Sin embargo, en los años siguientes continuó  llevando una actividad pastoral asombrosamente intensa.



En la foto (hallada en un sitio de la Diócesis de Melo y que corresponde a su llegada a esa ciudad como Obispo en 1962) puede verse su escudo.  A ese sencillo emblema ("que sea una simple cruz", dice en el video que veremos enseguida), y sobre todo a su lema: "In nomine Domini",  se refiere esta deliciosa filmación donde él mismo cuenta, con gracia y sabiduría, cómo eligió ese lema episcopal.  Disfruten del video; luego aportamos algunas explicaciones.




Monseñor Cáceres refiere conversaciones mantenidas con el entonces Nuncio Apostólico en Uruguay, monseñor Rafael Forni.

Para entender la referencia de monseñor Cáceres  a la situación de la Diócesis de Melo cuando le tocó asumir el cargo, hay que aclarar que en esa jurisdicción, creada con el nombre de Florida-Melo en 1897 y provista de su primer Pastor recién en 1919,  habían pasado ya varios obispos de breves episcopados. Además, la diócesis había sido objeto de una reorganización territorial y de denominación en 1955; el anterior Obispo de Melo había estado en el cargo apenas un año y medio.

"Salus" es una marca uruguaya de agua mineral de fuente natural, y la Cruz de Carrasco es un barrio de Montevideo donde funciona la parroquia dedicada a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y San Eugenio,  cuyo primer párroco fue  precisamente Roberto Cáceres.

El lema episcopal, como aclara monseñor Cáceres en el video, proviene del episodio en que David se enfrenta a Goliat. "David replicó al filisteo: «Tú avanzas contra mí armado de espada, lanza y jabalina, pero yo voy hacia ti en el nombre del Señor de los ejércitos...»" (1 Samuel 17, 45).  "Dixit autem David ad Philisthaeum: «Tu venis ad me cum gladio et hasta et acinace; ego autem venio ad te in nomine Domini exercituum ...»"

Destacamos, finalmente, la fraterna reconvención del Nuncio: "¡Cómo no va  a  hacer escudo!". Ojalá fuera escuchada  por todos los obispos.

domingo, 27 de marzo de 2016

Fachadas: Popurrí

Celebramos la Pascua con un popurrí de imágenes, algunas ya publicadas y otras que merecerán una entrada propia próximamente. Corresponden a diversos motivos heráldicos que registramos en Palermo, Barrio Norte, Recoleta, Barrio Parque y aledaños.



¡Feliz Pascua de Resurrección!

sábado, 26 de marzo de 2016

Escudo Nacional en la Basílica de San Antonio de Padua


Como cada sábado de este año,  dedicamos nuestra entrada al Escudo Nacional en homenaje al bicentenario de la Independencia.


Además,  hoy es Sábado Santo, y estamos recorriendo desde el lunes el hermoso templo porteño consagrado al Doctor Evangélico.


Este vitral con el Escudo Nacional sobre la entrada de la Basílica de San Antonio hace juego con el símbolo pontificio y con el escudo franciscano que hemos visto en estos días.


viernes, 25 de marzo de 2016

Escudo franciscano en la Basílica de San Antonio

Siguiendo el hilo iniciado el miércoles, seguimos en la Basílica de San Antonio de Padua; y como hoy es  Viernes Santo, ponemos nuestra mirada en la cruz salvadora del Señor.


San Antonio era franciscano, y por eso en la entrada del templo, junto a los símbolos pontificios (que vimos anteayer) y al Escudo Nacional (que veremos mañana), se exhibe el escudo de la Orden de los Frailes Menores:


El símbolo principal del escudo franciscano (escudo al que nos hemos referido en otras ocasiones) es,  justamente, la Cruz del Señor, que hoy veneramos como instrumento de nuestra redención. Junto a ella, los brazos entrecruzados de Cristo y de San Francisco de Asís.

jueves, 24 de marzo de 2016

Escudo del II Congreso Eucarístico Nacional

El Jueves Santo nos invita a poner nuestra mirada en el sacrosanto misterio de la Eucaristía, instituido por Cristo un día como hoy.   Para hacerlo desde una óptica heráldica, compartiremos el escudo del II Congreso Eucarístico Nacional, celebrado en Luján en 1937.



Habían transcurrido sólo tres años desde la celebración del Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires, y aun persistía el entusiasmo por ese acontecimiento histórico. Como en 1937 se cumplían 50 años de la Coronación Pontificia de la imagen de Nuestra Señora de Luján, se decidió que esa ciudad fuera la sede de un Congreso Eucarístico Nacional: el segundo de nuestra historia. El primero había tenido lugar en Buenos Aires en 1916 con ocasión del centenario de la Independencia.
  


El escudo del Congreso Eucarístico de Luján toma los rasgos generales del emblema del Congreso Eucarístico Internacional de 1934: La forma y la bordura son similares, mientras que el campo, en ambos casos,  es terciado en palo con los colores nacionales.


Pero en lugar del águila porteña con la custodia eucarística, el escudo de 1937  exhibe una cruz con el símbolo JHS (claramente evocativa de la imponente cruz del Congreso de 1934), y, a sus pies, la imagen de la Virgen de Luján:



Como explicamos ayer, los bellos mosaicos que mostramos (es decir, ambos escudos) están ubicados en los edificios anexos a la Basílica de San Antonio, en el barrio de Devoto.


Este año, con ocasión del bicentenario de la Independencia, también tendrá lugar un Congreso Eucarístico Nacional. Terminamos esta entrada con la oración oficial de dicho Congreso:

Jesucristo, Señor de la historia te necesitamos. 
Tú eres el Pan de Vida para nuestro pueblo peregrino. 
Concientes de tu presencia real en el Santísimo Sacramento
te alabamos y adoramos, te celebramos y proclamamos, 
te recibimos y compartimos.

En el bicentenario de la independencia de nuestra Patria
agradecemos  tu presencia constante en nuestra historia, 
y pedimos tu gracia para forjar el presente guiados por tu Evangelio. 
Ponemos en tus manos nuestro futuro con esperanza y compromiso. 
Con la alegría que nos da tu Palabra salimos al encuentro de todos los argentinos,
sin excluir a nadie, para gestar juntos una cultura del encuentro en la Patria, 
siendo auténticos discípulos misioneros.

Con nuestra Madre, la Virgen María,
y unidos a los santos que son nuestros modelos
nos ponemos en camino dejándonos conducir por la Providencia del Padre
y animados por el fuego del Espíritu Santo.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Símbolo pontificio en la Basílica de San Antonio de Padua

Seguimos recorriendo, en estos días sacros, los detalles heráldicos que pueden encontrarse en la hermosa Basílica de San Antonio, en Villa Devoto.



Leemos en el sitio oficial de la parroquia que "en la parte posterior del templo existen tres vitraux con la imagen del Escudo nacional (central), la mitra papal (izquierda) y la cruz de San Francisco (derecha) a modo de banderolas o montantes en la parte superior del portal y puertas laterales de ingreso al templo".





Vemos hoy el vitral que exhibe el emblema pontificio. Si miramos desde el interior hacia la puerta, está en realidad a la derecha.



Todas las fotos las tomé el 13 de octubre de 2014.

martes, 22 de marzo de 2016

Basílica de San Antonio de Padua


La Basílica de San Antonio está íntimamente ligada a la historia del barrio de Devoto y a su propulsor, don Antonio Devoto.  El templo tuvo su origen remoto en los últimos años del siglo XIX;  pero fue en 1913, y precisamente gracias a Antonio Devoto, que las obras de construcción del templo, por largos años paralizadas, fueron retomadas para ser llevadas a término quince años más tarde por sus descendientes.








Para  la construcción del templo, Antonio Devoto contrató al arquitecto austro-húngaro Marcovich, quien tomó como modelo el Panteón Real de la Basílica de Superga en Italia. Asimismo, encomendó las pinturas a los artistas italianos Dante Ortolani y Luis Boni.


Tras la muerte de Devoto, en julio de 1916,  las obras se vieron nuevamente suspendidas. Su segunda esposa, doña Elina Pombo,  heredera universal de sus bienes (ya que Devoto no había tenido hijos),  decidió continuar con la obra. Pero Elina murió a su vez  en 1923 antes de ver concretado su deseo, por lo que fueron sus hermanos los encargados de concluir la obra, lo que ocurrió en 1928. La parroquia fue erigida el 12 de octubre de ese año. El templo fue oficialmente consagrado en 1944.

El 7 de diciembre de 1963 el templo fue elevado a la categoría de Basílica Menor por medio de la Carta Apostólica Quae Religione del beato Pablo VI.   La ceremonia correspondiente tuvo lugar en la fiesta de San Antonio del año siguiente.


Lamentablemente, la Basílica no posee el escudo basilical que le corresponde. Por ello hemos ilustrado esta entrada, como en casos análogos, con los símbolos basilicales, el tintinnabulum y el pabellón. Todas las fotos precedentes las tomé el 13 de octubre de 2014; las dos que siguen las hallé en la Red, y muestran ambos símbolos:





Ahora bien, dado que el templo se debe en gran parte a la munificencia de Antonio Devoto, cuyo escudo, como vimos ayer, está discretamente presente en los camarines ubicados a ambos lados de la entrada... ¿por qué no usar ese blasón para darle un escudo basilical a este hermoso templo?

Tomemos el escudo del conde Antonio Devoto, que vimos ayer; modifiquémoslo levemente para transformarlo en un cortado, 1° de plata, un olivo al natural frutado de oro, acostado de dos arbustos al natural más pequeños, como en las armas de Devoto; añadamos al 2° campo, de sinople, un símbolo religioso que a la vez nos evoque la figura del santo: un ánfora de plata con cuatro azucenas o lirios de lo mismo; agreguemos finalmente los ornamentos exteriores propios de la dignidad basilical.



Sumemos un lema, que puede ser "Doctor Evangelicus" (título con que se conoce a  San Antonio en tanto Doctor de la Iglesia) o bien la frase bíblica "Pascitur inter lilia" (Cantar 2, 16), "Pace entre los lirios", frase aplicada al santo en la Carta Apostólica Exulta Lusitania Félix con la que Pío XII proclamó Doctor de la Iglesia a San Antonio de Padua hace ahora 70 años.

Se trata sólo de un divertimento, realizado con escasos conocimientos y recursos informáticos, pero que expresa el anhelo de que el soberbio templo del santo de Padua en Buenos Aires cuente con su propio escudo heráldico. 

lunes, 21 de marzo de 2016

Escudo del conde Antonio Devoto



Estamos en Semana Santa, y viviremos todos los días de esta semana recorriendo la Basílica de San Antonio de Padua, en el barrio de Villa Devoto.


Relieves que representan a Antonio Devoto y a su esposa, en el frente de la Basílica de San Antonio

Hoy nos ocuparemos del escudo de Antonio Devoto, propulsor del barrio y del templo; daremos mañana una mirada a los símbolos basilicales; el miércoles veremos la presencia de símbolos pontificios en el templo; el Jueves Santo veremos escudos de contenido eucarístico presentes en los aledaños de la Basílica; el Viernes Santo compartiremos el escudo franciscano que se ve sobre la entrada del templo,  y finalmente el Sábado Santo haremos lo propio con  el Escudo Nacional ubicado junto al anterior.



Antonio Devoto, que da nombre al barrio y a la basílica, nació en Italia en 1833 y vino siendo joven a la Argentina, donde amasó una gran fortuna.  Entre muchos otros emprendimientos, cuya enumeración excede el propósito de este Blog, se le debe la creación del barrio de Villa Devoto y la erección del templo dedicado al gran santo de Padua.

Sus obras filantrópicas y humanitarias, tanto en favor de la Argentina como de sus connacionales, le valieron diversos reconocimientos, entre los cuales son de especial interés para este Blog los honores concedidos por Italia:

Caballero, Gran Oficial y Comendador de la Orden de la Corona de Italia


Caballero de la Orden de la Corona de Italia, frente y dorso

Caballero de la Orden de San Mauricio y San Lázaro:






Caballero de la Orden del Mérito en el Trabajo. 





Y Conde. Esta ultima distinción le fue otorgada por iniciativa de algunos funcionarios del gobierno de Italia,  que a finales de 1915  sugirieron la idea al Presidente del Gobierno italiano.  El 23 de enero de 1916, el Rey de Italia, Víctor Manuel III,  le concedió a Devoto dicho título nobiliario, que no era hereditario.




Según el Anuario de la Nobleza Italiana, citado en el sitio de la Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto, el escudo de armas de Antonio Devoto es de plata con un olivo al natural, frutado de oro, acompañado por dos arbustos también al natural, todo enmarcado en un prado verde ("d’argento all’olivo al naturale, fruttato d’oro, accompagnato da due covoni pure al naturale , il tutto su una campagna erbosa di verde")




Añadamos que el escudo está timbrado con un yelmo coronado de corona condal.  Hay un lema al pie, que no resulta legible.


Jesús de la Buena Esperanza
El 13 de octubre de 2014 visité la Basílica de San Antonio; en esa ocasión obtuve todas las fotos que ilustrarán las seis entradas de esta semana.  


Jesús de la Buena Esperanza
y Niño Jesús de Praga

Entrando al templo,  a ambos lados de la puerta principal,  "apenas se trasponen las puertas de ingreso al templo, existen dos retablos. El ubicado a la izquierda está dedicado a Jesús de la Buena Esperanza y desde allí se accede al coro. En este lugar se encuentra una preciosa imagen del Niño Jesús de Praga. El retablo de la derecha representa la crucifixión del Señor, con la Virgen María, la Magdalena y San Juan Evangelista a los pies de la Cruz. También se puede observar una imagen del Cristo yacente, digno de contemplación por su conmovedora expresión de sufrimiento" tal como lo explica el sitio oficial de la Basílica. 

Pues bien:  las rejas que cierran ambos camarines están adornadas con las armas de Antonio Devoto,  como podemos apreciar en las fotos que siguen.






Este dato no lo he hallado explícitamente en ninguna de las descripciones del templo que he leído. Más bien parece haber pasado desapercibido... hasta hoy.



Mañana continuaremos recorriendo -desde una perspectiva heráldica- este hermoso templo.