Buscar en este blog

martes, 21 de febrero de 2017

Escudo de Ituzaingó (Corrientes)

A la ciudad de Ituzaingó se le impuso ese nombre en homenaje  la batalla celebrada el 20 de febrero de 1827 en campos de la Banda Oriental, en el marco de la guerra contra el Brasil. 

Su origen se remonta a 1863.  Ese año,  Bernardino Valle, Juan Rivera y Francisco López, hacendados con propiedades en el lugar,  solicitaron al gobierno provincial la creación de un pueblo en la margen izquierda del río Paraná, en el paraje conocido como Tranquera de Loreto. El pedido fue aceptado y por un decreto del 12 de agosto de 1864 se promulgó la ley por la cual se fundaba el pueblo de Ituzaingó. Pocos años después la localidad fue  escenario de diversas acciones durante la Guerra de la Triple Alianza. Otro hito importante en la historia de la ciudad es la construcción de la represa de Yaciretá.





Su escudo fue creado en 1982. Aquí lo vemos, con una somera descripción tomada de un sitio extraoficial:






Más completa es la descripción que hace el sitio del señor Van Meegroot:



El escudo es "cuadrilongo con borde inferior redondeado  medio partido y cortado filiera de azur contrafiliera de plata".

"Trae en el primer cuartel sobre tapiz de azur cuatro ondas de plata imbricadas  y diluyéndose desde el ángulo inferior siniestro al superior diestro.
Trae en el segundo cuartel sobre tapiz de azur siete líneas ondeadas horizontales de plata.
Trae en el tercer cuartel fajado de seis bandas verticales alternadas de oro y gules .
Ornamentos: como timbre un sol naciente de oro con siete rayos flamígeros visibles de lo mismo.
Dos ramos de laurel estilizados foliados de cuatro pares de sinople y tallos cruzados por lo bajo rodean al blasón. Una cinta terciada en faja de azur y plata en moño simple sobre la punta con pliegues  verticales y terminadas cortadas en ángulo, encierran un lema de fecha".

lunes, 20 de febrero de 2017

Escudo del Batallón "Ituzaingó" de Infantería N° 7 (República Oriental del Uruguay)

Hoy se cumplen 190 años de la batalla de Ituzaingó, una importante victoria de las armas patriotas en la guerra contra el Imperio del Brasil. Dedicaremos un par de entradas a escudos vinculados, de una u otra manera, con ese hecho histórico.

Hoy nos ocuparemos del escudo del Batallón de Infantería N° 7  "Ituzaingó" de la República Oriental del Uruguay,  con sede en la ciudad de Salto, cerca del límite con la Argentina. 

Transcribiremos la descripción y explicación publicadas en la página del batallón, junto a un conjunto de imágenes del escudo, todas ellas halladas en la Red.



Acorde a las reglas heráldicas, las Armas de una institución son el conjunto reunido en un Escudo de Armas de todos sus blasones y ornamentos exteriores.
De acuerdo a este principio se ha diseñado un Escudo de Armas que represente la jerarquía y rica tradición del Arma de Infantería, recogida por el Batallón “Ituzaingó” de Infantería Mecanizada Nº 7 cuya forma responde al escudo más antiguo de las tradiciones ibéricas, siendo este rectangular, con altura superior a la base, la cual es sustituida por un arco. Se destaca la presencia de un yelmo, símbolo tradicionalmente reconocido para identificar a los hombres de armas y que, en nuestro caso, reafirma el concepto de la superioridad del ser humano y sus valores sobre los demás elementos del Arte Militar. El diseño subsecuente se ha establecido de la siguiente forma:



a.- Timbres
El yelmo o celada aparece de perfil hacia la diestra (derecha del escudo) sobre el jefe o parte superior del escudo, y se ajusta a lo establecido internacionalmente para Unidades Militares, siendo de acero bruñido. La posición de perfil indica a su vez subordinación y dedicación profesional a la actividad militar. La cimera es representativa del número y Arma a la cual pertenece la Unidad.
Los lambrequines u ornamentos exteriores, con forma de hojas o telas, que enmarcan el escudo, tienen su origen en los capotes o elementos protectores que usaban los antiguos guerreros para protegerse del ardor del sol y la humedad del rocío y lluvia, constituyendo su orgullo al flamear al viento en momentos de lanzarse al combate. Generalmente su color es el mismo del campo del escudo, salvo que correspondan a colores particulares empleados en el transcurso de diversas campañas. El color verde, reglamentado para el Arma de Infantería, resaltado por el metal plata, constituyentes heráldicos la Infantería Nacional, constituyen los ornamentos de esta Unidad.



b.- Escudo de Armas
Se ha optado por un diseño simple, de larga tradición ibérica. La forma del antiguo escudo de armas usado en la Península Ibérica está dada por sus proporciones, llamadas latitud y longitud, medidas en sentido vertical y horizontal respectivamente, que son de 6/5, o sea, seis partes en la altura por cinco en la base del rectángulo originario, cuyo borde inferior es redondeado.




c.- Blasones
Campo en metal plata con un sol en gules cuyos siete rayos “pattés” tocan los bordes del escudo sumado de una mano del natural que sostiene una bayoneta de cubo colocada en palo alto.
El sol en gules, inspirado en el mismo tema que aparece en el cuartel superior derecho del escudo del departamento de Salto, indica el arraigo de esta Unidad en ese departamento, a la vez que el número de rayos seleccionados, 7, nos indica el número de la misma mientras que los blancos que quedan entre ellos son 8, recordando el número de la Unidad que le dio origen. En otro sentido, el sol naciente indica la fortaleza y la luminosidad de los ideales que encarna esta Unidad.  
La bayoneta de cubo que aparece sostenida por la mano, tienen una larga tradición en el arma de Infantería como elemento de defensa y ataque. Surgida, según algunos autores, en 1523 cuando la población de Bayona se defienden de los invasores españoles e ingleses; más aceptada parece ser la versión por la cual surgió en 1641 con el uso actual, al quedar soldados vascos franceses sin municiones en su lucha con el ejército español, éstos ataron sus navajas a la punta de sus fusiles. A comienzos del siglo XVIII se sustituye definitivamente la pica, característica hasta ese momento como arma blanca de la Infantería, por el fusil con bayoneta. La bayoneta de cubo, utilizada a partir de ese mismo siglo y que caracterizó los fusiles utilizados por los patriotas, resulta un símbolo que nos retrotrae a la figura de nuestro Prócer, Gral. José Artigas. Es constante la preocupación del Jefe de los Orientales por mantener bien provisto a su Ejército de esta arma, apareciendo también en sus cartas referencias continuas como símbolo de la defensa de la libertad. A manera de ejemplo en el Oficio dirigido por el Gral. Artigas desde el Campamento de Salto Chico al Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata el 24 de diciembre de 1811 utiliza la imagen de la bayoneta como resguardo de la patria aclarando que en su búsqueda de la paz “...lejos de reclamar con las bayonetas la observancia de los tratados que nos obligaban mutuamente, me extremaba en ostentar mi sufrimiento...” 





d.- Divisa
La Divisa es una breve y expresiva sentencia que figura en una cinta o listón que se acostumbra a colocar en la parte inferior de los escudos. En este caso, la divisa, en fondo sinople expresa la denominación oficial del Batallón “Ituzaingó” de Infantería No.7.

domingo, 19 de febrero de 2017

Fachadas: Mendoza 1910

Comenzamos esta entrada con una foto tomada de GoogleMaps que muestra en plano abierto  la hermosa fachada de la casona ubicada en Mendoza 1910/14.


Todas las fotos restantes las tomé yo en octubre de 2015.


Sobre la puerta principal,un destacado e inusual escudo.



Lo vemos con más amplitud en las fotos que siguen:



No es un motivo decorativo genérico que hayamos visto antes; quizás encierre un significado que no conocemos. Muestra una ballesta, una antorcha y lo que parece un carcaj.


Como fuere, un exponente más de la belleza heráldica que nos sorprende a cada paso en Buenos Aires.

sábado, 18 de febrero de 2017

Escudo del cardenal Santos Abril y Castelló

En junio de 2012 nos referimos al escudo "de monseñor Santos Abril y Castelló" (así decía el título), haciendo expreso hincapié en que "en el título de esta entrada hemos puesto "Escudo de monseñor..." y no "Escudo del cardenal...", porque aunque Santos Abril y Castelló es cardenal desde hace cuatro  meses, el escudo que pudimos hallar no es el cardenalicio, sino el archiepiscopal,  como se ve claramente por el color del galero y las borlas". El que mostramos entonces era un escudo de oro, con una banda de azur; acostada de una estrella de plata de seis puntas a  siniestra y de  torre de plata a diestra; no dejaba de llamar la atención la flagrante violación de la ley que prohíbe "metal sobre metal".



Ahora bien: el año pasado accedimos a otra versión (esta vez sí, cardenalicia) del escudo de quien fuera Nuncio Apostólico en la Argentina entre 2000 y 2003.

Este escudo es mucho mejor que el anterior: los esmaltes, el diseño de la estrella y del castillo, y hasta el lema; todo manifiesta mayor dignidad y belleza.

De gules, una banda de oro, acostada de una estrella de oro de ocho puntas a  siniestra y de un castillo de lo mismo a diestra; el lema es "Pro Ecclesia cum Petro", es decir, "Por la Iglesia con Pedro".  Lleva la habitual cruz arzobispal de doble travesaño y el galero cardenalicio de gules con quince borlas de cada lado.

Publicamos esta entrada en el quinto aniversario de la elevación de Abril y Castelló a la dignidad cardenalicia.

viernes, 17 de febrero de 2017

Fachadas: Castex 3181



Interesantes escudos en Castex 3181. 


Las imágenes son una colaboración de Fernando de Urquiza; las fotos las tomó en septiembre de 2014.

jueves, 16 de febrero de 2017

Escudo de la Escuadrilla Aeronaval de Búsqueda y Salvamento

Compartimos hoy el escudo de la Escuadrilla Aeronaval de Búsqueda y Salvamento. 

Tomamos la información del blog del Museo de la Aviación Naval. Lamentablemente, la descripción y explicación del escudo adolece de numerosas erratas, algunas evidentemente materiales, de modo que hemos  hecho diversas correcciones al texto original, manteniendo la estructura general

El campo del escudo se encuentra dividido en dos cuarteles desiguales.

En el cuartel superior en azur, encontramos la figura principal constituida por un albatros en plata, así como cuatro estrellas de cinco puntas dispuestas según la constelación de la Cruz del Sur, y las coordenadas celestes también en plata.



El cuartel inferior es encajado de sable y azur.

Enmarca el escudo un salvavidas de oro sobre el cual se lee el nombre de la Escuadrilla.

Lleva un ancla acolada en palo.

"1963" es  el año de creación de la Escuadrilla.

Significado de los cuarteles:
1 - El superior, el cielo, elemento en el cual cumplen su misión las aeronaves de la Escuadrilla.
2 - El inferior, el mar, elemento sobre el que habitualmente operan las aeronaves de la Escuadrilla.

Significado de las figuras:
1 - El albatros: por ser ave en general, ligereza, prontitud, presteza y amor a la libertad; y por ser un albatros en especial: vuelo sereno, gran autonomía y su calidad de "naval". ... 
(Además, el núcleo sobre el cual se ha formado la Escuadrilla estuvo constituido por aviones Grumman HU-16 "Albatross").
2 -Las coordenadas celestes: su capacidad de actuar en todas las latitudes aun las más extremas.
3 - Los estrellas (que al formar la Cruz del Sur recuerdan la zona habitual de trabajo): son la imagen de la paz, que se propone dar la Escuadrilla a los que localice y rescate luego de su naufragio o forzoso amerizaje.
4- Olas (formado por el encajado): el mar encrespado por la tempestad que junto al mar calmo hablan del cumplimiento de la misión con toda condición meteorológica, aun la mas adversa.
5 - El salvavidas: el salvamento, el rescate.
6 - El ancla: el poder naval del cual forma parte, y al que contribuye como integrante de la Armada con el cumplimiento de sus misiones específicas y colaterales.

El escudo fue diseñado por el Suboficial Segundo Aeronáutico Rubén  Trillini.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Escudo de la provincia Presidente Perón ( = Chaco)


Dos Territorios Nacionales pasaron a ser provincias en 1951: Chaco y La Pampa. Ambas jurisdicciones recibieron entonces sendos nombres de personas vivas: el entonces Presidente de la Nación y su esposa, respectivamente.

Ayer (como en julio de 2010) hablamos del efímero escudo que usó durante unos meses la provincia Eva Perón, es decir La Pampa, y hoy queremos referirnos al escudo que tuvo el Chaco durante el tiempo en que se denominó Presidente Perón. En ese breve período, la nueva provincia tuvo el escudo creado por medio de la Ley Provincial Nº 4, del 18 de junio de 1953, que dispuso:   

Art. 1º - Créase el escudo provincial de la “Provincia Presidente Perón”.
Art. 2º - Este escudo será exactamente igual al escudo del partido Peronista, es decir, de fondo azul en la parte media superior y de fondo blanco en la parte media inferior, una pica dorada sosteniendo un gorro frigio en color rojo y dos manos entrelazadas sosteniendo ese símbolo; además tendrá un marco dorado circundando el escudo, y tres hojas de laureles, en fondo dorado, y en el casquete de éste, un medio sol dorado; a su izquierda en la parte superior, mirando hacia el exterior y de perfil, la cabeza del creador del Justicialismo. 


Después de la Revolución Libertadora la provincia volvió a llamarse Chaco, y este escudo quedó sin efecto. 

Las dos fotos, de típicas chapas metálicas argentinas con escudos, fueron halladas en la Red.

martes, 14 de febrero de 2017

Escudo de la provincia Eva Perón ( = La Pampa)


Es triste reconocerlo, pero en la Argentina renace, cada tanto, la costumbre poco republicana de imponer, por decisión de un partido político, el nombre de personas vivas -o recientemente fallecidas- a calles, plazas, edificios... e incluso provincias... 



En otra ocasión anterior ya hemos abordado el caso de la provincia de La Pampa, que desde 1951 hasta 1955 se llamó Eva Perón (¡quien aun vivía cuando se impuso el nombre a la nueva provincia!). 

Ayer hablamos de un escudo propuesto para el Territorio Nacional de Pampa Central, de breve existencia a fines del siglo XIX.  El Territorio Nacional de La Pampa fue elevado en 1951 a la condición de provincia, con  el nombre de Eva Perón, y en 1954 el gobierno provincial se dio su propio blasón por medio de la ley 43, que establecía lo siguiente:
Art. 1º. Créase al escudo oficial de la provincia Eva Perón, con los atributos, elementos y características que se especifican en la presente ley. 
Art. 2º. El escudo tendrá forma de ojiva invertida, dividido por mitad horizontalmente en dos campos, el superior de color azul claro y el inferior en sinople y por debajo de la línea divisoria, dos brazos desnudos, cuyas manos diestras tomadas entre sí sostienen una antorcha con mango de sable y llama ondeando en gules, anaranjado y blanco, que trasciende al campo superior donde ilumina la figura símbolo de Eva Perón, en azul: el escudo será orlado a diestra y siniestra por espigas de trigo en oro que se cruzan en la base y son sujetadas por un lazo de cinta con los colores de la bandera nacional, en nudo con moño grande. En la parte superior, el escudo está coronado por un sol naciente en oro, con rayos estilizados.

Es el escudo que se ve  en la foto que encabeza esta entrada, hallada en la Red, y que corresponde al interior del Café Las Palabras, propiedad del dirigente justicialista y ex embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Valdés.   El escudo se aprecia sobre el lado izquierdo de la fotografía.
Un escudo similar -una de las típicas chapas ovales con escudos- se ve en la segunda fotografía, también hallada en la Red.


Ese escudo quedó sin efecto en 1955, cuando La Pampa recuperó su nombre original; casi una década más tarde la provincia se dio su actual escudo. En los tres escudos (el que mostramos ayer, el efímero que vimos hoy, y el actual de La Pampa) se mantiene la forma de "ojiva invertida", los dos campos (celeste el superior y verde el inferior) y la presencia del trigo, además del sol naciente. En el que vimos ayer y en el actual, además, aparece el árbol típico pampeano: el caldén. 



lunes, 13 de febrero de 2017

Escudo del territorio de la Pampa Central

Compartimos hoy una curiosidad hallada en la Red. Se trata de un "recorte" que se refiere al escudo del Territorio Nacional de la Pampa Central.


Pongamos primero el contexto histórico. 
La Ley Nº 28, en 1862, dispuso que todos los territorios existentes fuera de los límites o posesión de las provincias fueran nacionales. Entre 1878 y 1885, la Campaña de Desierto incorporó amplios territorios pampeanos y patagónicos a la soberanía de la Nación Argentina. En ese marco, se hizo necesaria la organización administrativa de esos territorios. Para ello, entre otras medidas,  por  ley del año 1878 se creó la Gobernación de la Patagonia, con sede en Mercedes de Patagones (hoy Viedma). En  1882 se dispuso la división de la Gobernación de la Patagonia en dos sectores:  territorio de la Pampa (o de la Pampa Central) y territorio de la Patagonia. El primero incluía la actual provincia de La Pampa y sectores hoy pertenecientes a las provincias de Río Negro, Mendoza, San Luis, Córdoba, Neuquén y Buenos Aires. Por la ley N° 1532, en 1884, se crearon los Territorios Nacionales dividiendo los Territorios de la Pampa Central y de la Patagonia; se creó entonces, entre otros,  el Territorio Nacional de La Pampa.

Años más tarde, integrantes del Movimiento Provincialista de La Pampa propusieron este escudo:


"Es un escudo con forma de ojiva invertida, que presenta un solo campo. En el extremo superior, la figura de un sol naciente y personificado simboliza el despertar de la tierra de La Pampa Central. Dentro del campo, sobre una pradera verde, se observa el caldén, árbol típico de la región. En el ángulo superior a la derecha del lector, la estrella señala el derrotero a seguir. En el centro, el labrantío y la gavilla de trigo maduro representan la fertilidad del suelo. Más abajo la figura del guanaco caracteriza la fauna autóctona En el margen superior del escudo se inscribe la palabra Pampa que identifica el origen del símbolo; y distribuida en ambos lados la expresión latina 'Labor omnia vincit', que se refiere al triunfo del trabajo.
Este escudo fue realizado con el propósito de expresar el sentido del movimiento que propiciaba la creación de un nuevo estado provincial. El dibujo fue tomado del libro 'Historias de la vida de La Pampa Central',  de Benecio Delfin Pérez".

No hace falta hacer notar el carácter inapropiado y prácticamente infantil de este burdo escudo.

Como sabemos, La Pampa fue declarada provincia en 1951, pero con el nombre "Eva Perón": mañana veremos el escudo que tuvo desde entonces y hasta 1955, en que se le restituyó a la provincia su nombre original.

domingo, 12 de febrero de 2017

Bicentenario de la Batalla de Chacabuco

Hoy celebramos el bicentenario de la Batalla de Chacabuco,  contienda decisiva en la independencia de Chile. Fue la segunda victoria del general San Martín en América, cuatro años después de San Lorenzo.

Rendimos homenaje a la fecha a través de disciplinas afines a la Heráldica, Numismática y Falerística, ya que vamos a ver condecoraciones y medallas otorgadas a San Martín y a sus hombres con motivo de la victoria de Chacabuco.

Vamos en primer lugar al Museo Histórico Nacional, donde se conserva esta medalla:





Tomé la foto durante una visita al Museo en julio de 2015.

En Wikipedia y en otros sitios hallamos esta otra condecoración, que fuera otorgada a San Martín:



Los miembros del Ejército de los Andes recibieron este otro reconocimiento:



En la foto que sigue vemos la bandera de los Granaderos condecorada, entre otros, con el parche que celebra la victoria de Chacabuco:



Recordemos finalmente estas imágenes que tomé en noviembre de 2011 y publiqué en el bicentenario de la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo, en marzo de 2012:


Corresponden a un monumento a los Granaderos, ubicado en la Plaza San Martín, en Retiro. En la parte superior se lee: "ESTOS ESCUDOS QUE DISNTINGUEN A LOS ESCUADRONES Y EL REGIMIENTO, EVOCAN LOS HECHOS HEROICOS EN LOS QUE PARTICIPARON".  Y precisamente sobre la imagen del soldado se ve el reconocimiento por el triunfo de Chacabuco:




- CHILE RESTAURADO POR EL VALOR EN CHACABUCO -
- LA PATRIA A LOS VENCEDORES DE LOS ANDES -
- 1817 -

sábado, 11 de febrero de 2017

Escudo de Villa Gobernador Udaondo (Buenos Aires)

Villa Gobernador Udaondo es una localidad del partido de Ituzaingó. Su nombre rinde homenaje a quien fuera gobernador provincial entre 1894 y 1898.



La historia de la localidad tiene su origen a partir de los loteos que comenzaron a hacer los Leloir, antiguos propietarios de esas tierras, en los años 30. 
En 1940 se le dio el nombre actual a toda la zona. 
El 11 de febrero, fiesta de la Virgen de Lourdes, Patrona de la localidad, es considerada la fecha fundacional. Por ello elegimos el día de hoy para publicar esta entrada.



Un medio local informa que "tanto “el día de Udaondo” como el escudo de la localidad fueron iniciativas de la vecina de Parque Leloir, y a la sazón Presidenta de la Cooperadora Policial de la Comisaría Las Cabañas, Sra. Nelly A. de Soraci".  Junto a otros vecinos destacados, en febrero de 1994, solicita "al Delegado Municipal de Villa Udaondo, Dn. Raúl Fernández, dé curso a la petición de instituir como “día de Villa Udaondo”, el día 11 de febrero de cada año, fecha coincidente con el día de Nuestra Señora de Lourdes, considerada patrona del lugar, así como también la creación del escudo que nos identifique. Elevada a la Municipalidad de Morón, con el aval del Delegado Municipal, se sancionó la Ordenanza 14.037/94, por la cual se declara al día 11 de Febrero como el “Día de Udaondo” y se aprueba el escudo identificatorio"

El escudo  es obra de la artista local y vecina de Parque Leloir, la señora. María Teresa Cozza Fumega. Así se describe y se expresa su simbolismo en el sitio de Walter van Meegrot:
Trae en el cuartel superior sobre tapiz de azur aclarado de plata, oro y gules en palo dos palomas de plata enfrentadas en vuelo sobre una hoja de plátano de sinople aclarado de su color, nervaduras de sable brochante de un tronco de árbol de su color moviente del cuartel inferior con tapiz de sinople. A la siniestra sobre el horizonte un sol pleno de gules.
Villa Udaondo es una Zona Ecológicamente Protegida, por ello se tomó como elementos al árbol, como fuente de vida y salud; a las aves, porque con su canto embellecen nuestros días; y a los amaneceres y atardeceres, por su color naranja rojizo, símbolo del esplendor de la naturaleza, nuestra amada compañera. 
Como ornamento exterior, a modo de lambrequín, un moño simple blanco con el texto "Villa Gdor. Udaondo"; al pie, otra cinta con los  extremos cortados en triángulo, que dice "Municipalidad de Ituzaingó".

Por cierto, el escudo ganaría mucho si se ajustara más a las normas heráldicas en lugar de ese estilo "paisajístico" y de colores pastel...

viernes, 10 de febrero de 2017

Escudo del cardenal Santiago Luis Copello (3 de 3)

Cerramos el homenaje al Cardenal Copello en el cincuentenario de su muerte transcribiendo una nota aparecida en una publicación de marzo de 1944, en homenaje a las Bodas de Plata episcopales del entonces Arzobispo de Buenos Aires.


Se trata de un número extraordinario del "Semanario Parroquial", que, por lo que barruntamos, era una publicación arquidiocesana a la que cada parroquia le añadía un folio propio y específico con información local, siendo el resto de la revista de carácter general.

En este número extraordinario, una página completa está dedicada al lema episcopal y al escudo heráldico del Cardenal Copello. En la nota, que firma Luis Bravo y Taboada, se hace una interpretación en tono casi lírico del "Veni Domine Jesu" y de los símbolos del emblema del Arzobispo porteño.


Tomamos una frase del artículo y la hacemos nuestra, como plegaria, para cerrar el homenaje a Copello: "Que Cristo se haga presente en esta metrópoli". Fue la intención de aquel Arzobispo, y sigue siendo nuestro anhelo, cincuenta años después de su muerte:


Veni, Domine Jesu

jueves, 9 de febrero de 2017

Escudo del cardenal Santiago Luis Copello (2 de 3)

Hoy se cumplen 50 años del fallecimiento de Santiago Luis Copello, primer cardenal argentino e hispanoamericano. Seguimos rindiéndole homenaje a través de la Heráldica. 

Así como en la entrada de ayer recorrimos algunas iglesias construidas por él, hoy, en al aniversario de su muerte,  nos dirigimos a la Catedral de Buenos Aires en busca de su blasón cardenalicio.   Y lo vemos a continuación,  en la entrada de la cripta de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires.


Siempre existió en la Catedral una cripta en la que fueron enterrados, no sólo obispos y canónigos, sino también otros personajes ilustres. En 1940, el cardenal Copello encomendó a monseñor Tomás Solari que identificara los ataúdes existentes y que iniciara las gestiones tendientes a refaccionar el espacio,  para que pudiera ser visitado. Tras tres años de trabajos, el cardenal Copello inauguró las obras de restauración de la cripta el 2 de noviembre de 1943.


El escudo del cardenal Copello se halla también en el hermoso espacio de la Capilla del Santíismo Sacramento de la Catedral porteña.  El sagrario de la Catedral estuvo ubicado en diversos sitios a lo largo de la historia: el altar mayor, el de la Dolorosa, el del Santo Cristo...

En 1941, la Archicofradía del Santísimo Sacramento solicitó permiso al Cabildo Eclesiástico para construir una capilla ad-hoc dedicada a la Eucaristía. 



Obtenida la autorización se iniciaron las obras, que concluyeron en 1944. El 9 de octubre monseñor Antonio Rocca consagró el altar de la nueva capilla e inmediatamente el cardenal Copello celebró allí la primera misa.



Nótese la significativa fecha: 9 de octubre de 1944. Exactamente diez años antes, el cardenal Eugenio Pacelli pisaba tierra argentina como Legado Papal para el Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires: era la primera vez en la historia que un Secretario de Estado del Vaticano visitaba América.  El mismo día en que Pacelli llegaba a Buenos Aires, un joven nacido en nuestra ciudad moría mártir en España: se trataba de Héctor Valdivielso Sáez, hermano lasallano porteño, convertido más tarde en el primer santo argentino, cuya memoria se celebra cada año el 9 de octubre. El 9 de octubre de 1944 estaba por comenzar el IV Congreso Eucarístico Nacional, que en todo sentido venía a celebrar el décimo aniversario de aquel extraordinario Congreso de 1934.  Y los protagonistas no lo sabían, pero el mismo Pacelli que había llegado a nuestro puerto un 9 de octubre, que había sido elegido Sumo Pontífice en 1939, y lo era en 1944 -el Papa Pío XII-, iba a morir un 9 de octubre.



El escudo del Pontífice reinante en 1944 puede verse -lo acabamos de apreciar- en la pared posterior de la Capilla del Santísimo Sacramento de la Catedral de Buenos Aires.  Del otro lado, el escudo del cardenal Santiago Luis Copello:


Ambos escudos están hechos de bellos mosaicos multicolores, lográndose un hermoso resultado.

Mañana cerraremos este homenaje heráldico al Cardenal Copello en el cincuentenario de su muerte.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Escudo del cardenal Santiago Luis Copello (1 de 3)

Por todas partes, en nuestra ciudad,  nos sale al cruce el escudo cardenalicio de Santiago Luis Copello, quien fuera Arzobispo de Buenos Aires entre los años 1932 y 1959.  Al escudo se lo encuentra en el frente de numerosos templos e instituciones educativas y asistenciales que él hizo construir durante su gobierno episcopal,  muchas veces costeando las obras de su propio peculio personal. Junto a estas líneas, vemos el escudo cardenalicio en el frente del Instituto María Bianchi de Copello, ubicado en Pachecho de Melo 2455. La foto es una colaboración que nos aportó Fernando de Urquiza hace varios años. Cabe destacar que María Bianchi de Copello era el nombre de la madre del Arzobispo; también en su homenaje, el templo que Copello hizo edificar en Avenida La Plata 286 lleva el nombre de Santa María.  Más abajo vemos fotos de esa iglesia; en el frente, sobre el reloj, se ve el escudo episcopal,  que vemos luego más grande en otra fotografía. También estas dos son una colaboración de Fernando de Urquiza;  las publicamos el 8 de septiembre de 2014.





Nos hemos dedicado en media docena de ocasiones a este blasón, por primera vez en la sexta entrada de este Blog, dos días después de su creación (es decir el 26 de junio de 2010); también,  con cierto detalle, el 9 de febrero de 2011.  Hoy volvemos sobre este escudo, y lo hacemos porque mañana se cumple el cincuentenario de la muerte del cardenal Copello.



Por ello en las entradas de hoy, de mañana y de pasado mañana, honraremos la memoria del primer cardenal de Hispanoamérica a través de la Heráldica. 

Recordemos que Copello había nacido en San Isidro en 1880;  el recuerdo de su lugar de nacimiento y la devoción  por el santo epónimo lo acompañaron siempre mediante su Heráldica  episcopal, como veremos. Fue ordenado sacerdote en 1902 y designado Obispo Titular de Aulón y Auxiliar de La Plata en 1918; en marzo de 1919 recibió la consagración episcopal en la iglesia parroquial de San Isidro.


Escudo de San Isidro (Buenos Aires)
El 15 de mayo de 1928 (providencialmente, en la fiesta de San Isidro Labrador) fue designado Obispo Auxiliar de Buenos Aires, cargo en el que le tocó acompañar a monseñor José María Bottaro ofm, entonces Arzobispo, cuya salud era muy frágil y estaba muy quebrantada. En su carácter de Vicario General, Copello asumió de  hecho el gobierno de la arquidiócesis porteña. Finalmente Bottaro renunció en 1932, y Copello fue designado Arzobispo de Buenos Aires.  Tomó posesión de la sede porteña en  diciembre de ese año.


Escudo de monseñor José María Bottaro ofm
Le tocó organizar el XXXII Congreso Eucarístico Internacional, celebrado en Buenos Aires en 1934 con la presencia del Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Eugenio Pacelli, Legado "a Látere" del papa Pío XI.   El Congreso tuvo un éxito extraordinario, como hemos tenido ocasión de comentar varias veces en este Blog.



Escudo del Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires
en la capilla San Arnoldo Janssen
(Julián Álvarez al 1800)

Al año siguiente del Congreso, Copello fue elevado a la dignidad cardenalicia, como Cardenal Presbítero del Título de San Jerónimo de los Ilirios. 

Innumerables obras apostólicas, asistenciales, educativas, de promoción de vocaciones, jalonan la labor pastoral del cardenal Copello en Buenos Aires,  como en realidad ya había ocurrido en La Plata durante la década en que se había desempeñado como Auxiliar de esa jurisdicción eclesiástica. No podemos ocuparnos aquí de ellas,  pero es justo mencionar al menos la construcción de numerosos templos y la erección de 73 parroquias (según los datos oficiales de la página web arquidiocesana) durante el mandato de Copello como Arzobispo porteño.  

A lo largo de los años, hemos visto en este Blog el blasón de Copello en la iglesia del Tránsito de María (levantada en honor de su padre y en la que se venera, por devoción personal de Copello, una imagen de la Virgen de Monteallegro), en la de San Isidro Labrador  (siempre presente en la piedad del Cardenal y en su Heráldica episcopal), en la de Santa María (recordada más arriba) y  en la de Nuestra Señora del Rosario; también en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires.

Vemos a continuación la iglesia dedicada a Santa Julia, y debajo de esta foto, otras dos que muestran el escudo del cardenal Copello en ese templo.  





Aunque "en los papeles" Copello gobernó la arquidiócesis porteña hasta 1959, la realidad es que, a causa de las tensiones políticas generadas en 1955 entre el gobierno argentino de entonces y la Iglesia Católica,  fue llamado a Roma en 1956; la sede porteña quedó a cargo del Arzobispo de Córdoba, designado Administrador Apostólico "Sede Plena" de la Arquidiócesis de Buenos Aires. 

Más tarde el mismo Arzobispo de Córdoba, que lo era monseñor Fermín Lafitte, fue trasladado a Buenos Aires como Arzobispo Coadjutor (lo que le daba derecho a la sucesión automática) reteniendo el carácter de Administrador Apostólico "Sede Plena". La situación se "normalizó" cuando San Juan XXIII designó a Copello al frente de la Cancillería Apostólica, en 1959; la sede porteña quedó vacante y monseñor Lafitte pasó inmediatamente a ser Arzobispo de Buenos Aires, si bien falleció menos de cinco meses después.
Ese mismo año, Copello cambió su Título cardenalicio por el de San Lorenzo in Dámaso. El cardenal Copello ejerció el cargo de Canciller hasta su muerte, ocurrida en Roma el 9 de febrero de 1967. Mañana se cumplen 50 años del tránsito de este piadoso pastor argentino.

Añadimos,  antes de continuar,  el escudo del cardenal en la puerta de la casa parroquial de Nuestra Señora del Socorro:
Escudo del cardenal Copello
en la Basílica de Nuestra Señora del Socorro
Al escudo episcopal y luego cardenalicio de Copello nos dedicamos en la entrada del 9 de febrero de 2011; sosteníamos allí que quizás Copello usó primero este escudo:



Por la presencia del símbolo franciscano, parece aludir al Arzobispo de Buenos Aires, de quien Copello fue Auxiliar durante varios años. Los símbolos del campo inferior siniestro nos resultan desconcertantes.  Pero los Corazones de Jesús y de María, y la imagen de San Isidro Labrador (en el escusón circular), son la impronta inconfundible de Copello, así como el lema "Veni Domine Iesu".

Luego Copello asumió el blasón episcopal que conocemos en su versión cardenalicia.



Terciado en faja. 1° de azur, los Corazones de Jesús y de María en su forma y esmaltes habituales. 2° de oro, San Isidro Labrador en una de sus representaciones iconográficas habituales: siendo ayudado por un ángel en la tarea del arado; 3° de sinople. Cruz arzobispal acolada en palo; galero de gules propio de la condición cardenalicia. Lema: "Veni Domine Jesu", es decir "Vén, Señor Jesús".

Respecto del milagro del arado, transcribimos lo que señala la página web de la Arquidiócesis de Madrid, patria del santo:  Estando Isidro, humilde labrador, al servicio del hidalgo Juan de Vargas, "va a producirse el milagro más conocido suyo y con el que ha sido representado en lienzos, grabados. etc. Tuvo lugar cuando su amo, ante la denunciada negligencia de su siervo, acude personalmente para compro­bar su comportamiento en el trabajo y observa como unos ángeles dirigían el arado mientras Isidro permanecía en oración".  En la página web de la parroquia porteña dedicada al santo, se aprecian varias imágenes de Isidro y del portento que acabamos de relatar; entre ellas las que siguen:



Mañana continuaremos este homenaje con otras referencias heráldicas relativas al escudo de Santiago Luis Copello.

Las fotos de Santa Julia, de la Capilla San Arnoldo  y del Socorro  las tomé en el año 2011.